2º sem (3/3): Emergencia médica

Pues eso, que una es especialita y tiene que ir a los hospitales allá donde vaya =D

Os explico, llevo desde febrero con problemas de garganta que han ido desde simples molestias a grandes molestias con fiebre muy alta (39º el día que menos), y, lo peor de todo, es que me dan esas crisis cada dos por tres, siendo el período más largo sin una de éstas de tres semanas o un mes.

Como es de comprender, una ya está entre acojonada y acostumbrada, pero eso de que te pase estando en un país que no es el tuyo, sin tu idioma… hace que una se olvide de lo acostumbrada que estás a ellas y te acojones nada más que de pensar que te va a picar la garganta. Y eso es lo que le comenté a un amigo días antes de partir, cosa que terminamos diciendo un simple “bah!!! ya será muy mala suerte!!!”

PUES YO ME CAGO EN MI SUERTE Y EN TO LO CAGABLE!!!! (pérdida de la feminidad power!!)

De esto que te acuestas perfectísimamente un sábado por la noche, te despiertas de madrugada con un fuerte malestar de garganta pero no le haces ni caso porque piensas que es de la fiesta que te metiste el viernes noche y del que todavía te estás recuperando. Ibuprofeno pa’l cuerpo y pa’l catre.

“Sí, sí, ibuprofeno a mí, JA!” tuvo que pensar la garganta, porque me levanté a las 9 de la mañana con un fiebrón del 15, de estos de que, tengas los años que tengas, lo único que quieres es ir a la habitación de tus padres y ponerte a llorar por lo malita que estás y porque sabes que tus papás, esos grandes sabios de todo, te van a curar y dar mimitos hasta ponerte buena y más.

Pues cómete esa fantasía con papas, señorita, porque lo que me esperaba no se parecía ni a mi mamá ni a mi papá cuando los despertaba malita. La señora de la casa, como ya he contado, duerme en el salón, así que fueras a donde fueras, la despertabas, por lo que aproveché y le dije que estaba enferma y que necesitaba ir a un hospital. Bueno, pues la señora llamó al número de emergencia de la escuela y la contestación que le dieron fue: lo siento, pero no puede ir al hospital porque tiene que ir a la escuela primero y hoy está cerrada, así que se tiene que esperar al lunes.

TÓCATE LOS COJONES, MARILOLES!!! Y para colmo la mujer de la casa no estaba por la labor de mover un dedo más por mí.

Depresión, llamada a mi mami bonita en Granada y llorera por teléfono (he de decir, que con fiebre y todo lo que conlleve una enfermedad soy lo más absurdamente llorona del mundo). Me vestí llorando, llamé a una amiga para que me acompañara, me preparé para salir y, cuando estaba saliendo por la puerta, me llega la señora de la casa todo preocupada a decirme que volviera antes de las cuatro a la casa para cambiarme de habitación porque iba a venir una chica nueva y bla bla bla… Cosa que me sentó como una patada en el mismísimo.

Cogí, me fui de la casa y por el camino al autobús me dio la llorera, así que llamé a mi Tita para que me diera mimos por teléfono aunque sea y vuelta a la llorera, y encima al puñetero del autobús no le daba la gana de aparecer y a cada rato me desesperaba más. Mi tía empezó a tranquilizarme y, cuando vio que estaba un poquito más tranquila (si eso era posible), me colgó y se puso a llamar a investigar cómo podía ayudarme, bien con amigos suyos que vivieran por allí, o por algún otro medio, y yo me subí al bus y llegué a la estación todavía llorando, y a saber con qué cara, si hasta mi hotchocolatero se preocupó por mí y me dio una botella de agua ;_____;

A todo esto decir, que uno de los grandes problemas era que a nosotras, cuando contratamos el curso, nos dijeron que contratáramos también el seguro médico (que al final nos salió gratis por esto) porque allí te cobraban una pasta por ir al hospital y bla bla bla. Al principio me sonó super raro ya que Inglaterra está en la Unión Europea, pero claro, teniendo en cuenta que son especialitos, nos lo tragamos. Así que yo iba todavía más acojonada porque pensaba que no me iban a atender en ningún hospital porque no tenía dinero.

Bueno, pues una vez en el tren, me llama mi tía y me dice que llamo a la embajada y que le dieron un número al que tenía que llamar y que ellos me iban a ayudar en todo, incluido dinero si hacía falta. Total que llamo, me sale una maquinita de los huevos que sólo hablaba de visados, pasaportes y papeleos y al final un número que decían que era para casos de extrema urgencia. Esperé para ver si me ponían con una persona y la cinta se volvió a repetir, apunté el número y llamé, y lo que me dijeron al llamar fue que ese número no era para lo que me pasaba, que eso no era una emergencia. Solución: los mandé a la mierda y me dio la llorera de nuevo 😀

Mi depresión, malestar y mi desconfianza en el mundo aumentaban por momentos (ya lo explicaré en la conclusión, que ya me estoy extendiendo), hasta que se me acerca una mujer y me pregunta y, con toda su buena voluntad, viendo que yo no estaba como para hablar en ningún idioma, me llevó a una farmacia en la que ella aseguraba que había una español. No era español si no portugués, pero me servio para tranquilizarme un poco diciéndome que no te cobraban si eres español.

Me despedí del hombre y me fui a donde había quedado con mi amiga para ir a un hospital, en total, a una hora y media de mi casa. Soy así de tocahuevos, siempre he pensado que si uno es el interesado por lo que sea en quedar con alguien, es ese uno el que se tiene que mover hasta donde le venga mejor a la otra persona, y yo además no estaba en mi sano juicio para pensar. Pues resulta que eso de que me fuera a tomar por saco cosa que les sentó como un tiro a mi tía, a un contacto del consulado que tenía (que resultó ser la que me dijo que ese número no era para ese tipo de emergencias) y a mi madre porque ya habían localizado un hospital a 10 minutos de la casa en la que estaba… así que vuelta a buscar otro y a avisarles de lo que pasaba.

Y así, de mientras, yo llorando y viendo pasar a la policía que se me quedaba mirando y pasaba de largo. Que ya tiene cojones, ¿estás viendo a una cría (porque sí, tengo cara de cría hasta con 20 kilos de pote encima) llorando y asfixiándose y tú, que eres el que pone orden y defiende a los ciudadanos, pasas de ella? No me entra en la cabeza, por mucho que mi madre diga que estarán acostumbrados a que en las estaciones de metro haya tías llorando porque les dejó el novio y demás historias.

Bueno, bobbies idiotas aparte, a la niña le encontraron hospital y allá que fueron!!! Mi amiga haciendo de traductora y rellenando varios papeles, pobrecita madre mía. Me examinó una doctora primeramente y ella todo el rato diciendo que me tranquilizara, que ya estaba mi amiga ayudándome y que me iba a mandar pastillas y tal… hasta que se le descompuso la cara al verme una fiebre de 41’8º y me mandó para observación y me dejó con otro doctor.

Y ya todo, todito pasó, lo más grave fue que le tengo pánico a las agujas y me dejaron echa un acerico porque tenía tal ataque de nervios que la sangre no me fluía bien y no me podían sacar sangre para hacerme pruebas, más un cardio y no sé qué más para controlarme las pulsaciones. Y puedo decir que he visto algo que jamás vería: un doctor pinchándome para ponerme la vía y sacarme sangre porque la enfermera tenía miedo por no encontrarme las venas.

Menos mal que todo quedó en un ingreso de medio día y poco más, porque yo sé de una señora mamá que estaba mirando vuelos incluso si me tenía que quedar una noche allí.

Cuando salí del hospital me pasé la hora a la que tenía que ir a la casa por el forro y me quedé con mi compañera en su residencia, que se quedo dormidita mientras hablaba con mi padre por teléfono (que también movió cielo y tierra desde Guatemala) y después con la del consulado que me pidió perdón por lo que me dijo cuando la llamé y poco más

Y ahora tengo fecha para operarme de la garganta, porque ya le dije al doctor que o me quitaban las anginas o me las quitaba yo con una cuchara de helado 😀

A que mola mi carita hospitalaria de las pulsaciones?? 😀

UN CHU~~♥

Anuncios

Publicado el agosto 30, 2012 en London trip. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: