Archivo de la categoría: viajes

Cómo ver en Salamanca

Lo bueno de Salamanca es que lo turísticamente atractivo está todo a un tiro de piedra, en lo que es recorrerla desde el primer punto al último sin pararse no llegan a los treinta minutos, además de que en un día, dos como mucho, se puede ver todo.

Una cosa a tener en cuenta es que esta ciudad vive del turismo y de los estudiantes, por lo que se debe tener en cuenta a la hora de elegir fechas, yendo en otoño-primavera si se quiere ver el ambiente estudiantil del que presume (yo sin ir más lejos vi como 4? 5? bares con intercambios lingüísticos semanalmente en un trayecto de 10min (YO QUIEROOOO!!!!!!)).

La oficina de turismo promociona dos visitas turísticas una por la mañana sobre las 11:00 (en verano también por la tarde 17:00) de tipo histórico-cultural y otra basada en cuentos y anécdotas que comienza alrededor de las 20:00, ambas de una duración, se supone de unas dos horas, dos horas y media, digo supone porque la mayoría de ellas duraban más bien las tres horas largas.

Personalmente no las recomiendo. ¿Por qué? Pues por la sencilla razón de que la guía en cuestión (creo que sólo hay una) no me pareció profesional, ya no sólo por incumplir varias normas y leyes de guía, si no porque exactamente lo que dijo lo había leído yo tal cual, es decir, lo había memorizado y dicho cual papagayo, y además tenía una cadencia a la hora de hablar poniendo pausas y deletreando las palabras que telita marinera (será que me he vuelto muy tiquismiquis al estudiarlo). En cuanto a precio, por contra, no está mal, 7€ y entradas aparte, que yendo en grupo se reducen incluso a la mitad.

Y hablando de precio, yo siempre recomiendo hacerse con las tarjetas turísticas (aquí la de Salamanca), ya que se ahorra tiempo y dinero. Para comprarlas basta con ir a una Oficina de Información Turística, en este caso en Plaza Mayor, la oficina de Las Conchas ya no está.

IMG_9448

A lo que íbamos, como ruta de un día yo recomiendo empezar por arriba, por Playa Mayor, desayunar si no se ha desayunado, adquirir la tarjeta y empezar a bajar, dejando para el final la Casa Lis.

Comenzando la visita propiamente dicha se empezaría por La Casa de las Conchas, famosa por su fachada que, según cuentan, los Maldonado ordenaron decorar así o bien por ser de la Orden de la Santiango, con las que también se reflejan en las cruces de Santiago, o bien porque el escudo de armas de la esposa reflejaba estos frutos de mar, considerándolo pues una muestra de amor. Se continuaría visitando La Clerecía o Sede de la Universidad Pontificia, justo enfrente de Las Conchas, pasando posteriormente por el Museo de Salamanca para ver El cielo de Salamanca con sus constelaciones para terminar buscando a la rana en la fachada de la Universidad.

IMG_9393

Ahora se iría al grueso de la visita que consiste en ver las Catedrales Nueva y Vieja, buscando primero al astronauta en la fachada, y culminar con el ierónimus que consiste en subir a lo alto de las torres de las catedrales, aunque también se puede dejar esto para la visita nocturna. Aviso de que si alguien tiene vértigo, los primeros tramos no hay ningún problema (a no ser que sea muy severo el vértigo) ahora bien, la última parte del todo no lo sé porque a mi las escaleras de caracol sumado a la altura me da auténtico pánico y no llegué a comprobarlo. Lo siento, una es maravillosa, no perfecta xD.

IMG_9239

Al acabar aquí podéis tomar un respiro en el Huerto de Calisto y Melibea, que no es más que un pequeño parque con un pozo en medio en el que se supone que se basa la historia de la Celestina, la cual vigila entre rejas a los visitantes que entran y salen, y terminar la jornada en La Casa Lis, un museo de art decó y art noveau en el que podréis ver desde muebles, estatuas y pinturas hasta juguetes pasando por perfumeros, botellas y joyas entre otras muchas cosas, cosas como esta: Kewpie.

2013-08-14 12.08.33A mi esto me dan ganas de comer mayonesa…

Ahora podréis descansar y cenar, eso sí, sin alejaros mucho de la Casa Lis, ya que en cuanto oscurezca podéis dar un paseo aprovechando la iluminación nocturna, empezando por el mismo museo y subiendo hasta la Plaza Mayor, donde, por lo visto, un grupo de tunos suelen tocar teniendo como sede una de las terrazas de uno de los tanto bares que hay por allí.

UN CHU~~♥

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: