Archivo de la categoría: Bichos

La verdad oculta de los Ciervos de Nara

Un premio por favor, un premio a la blogger que menos actualiza su blog. Eso es lo que merezco.

A raíz de que Sandra me dejará un comentario en el blog, entré en el suyo y, para sorpresa mía, resulta que estuve siguiendo su blog durante un tiempo. Sí, me siento identificada: las dos estudiamos turismo y a las dos nos gusta Japón. Soy bastante simple para sentirme identificada con alguien xD

En fin, a lo que iba, en su última entrada vi que había ido a Nara y comentaba su experiencia de los sus ciervos, así que está vez os voy a hablar, a mi manera, de estos ciervos.

Hablando en plata: ESTOS BICHOS NO SON ADORABLES!!!!!!! Os enseño pruebas:

0125 Día 04 - Ciervos sagrados de Nara

Prueba número 1: tienen ojos malvados que te miran desde, aproximadamente, 5 cm de tu propia cara.

0126 Día 04 - Ciervos sagrados de Nara

Prueba número 2: sus cuernos son más malvados todavía, sobretodo si te dan de pleno en la cabeza porque estás sentada en vez de ir a comprarles galletas (experiencia propia…)

0138 Día 04 - Ciervos sagrados de Nara

Prueba número 3: es oírte el pensamiento de comprar galletas y se abalanzan sobre ti como cien ciervos, al igual que si oyen el dinero o te ven acercarte al puesto o te ven con algo en las manos. El efecto se multiplica por cien si tienes galletas.

0129 Día 04 - Ciervos sagrados de Nara

Prueba número 4: Vale, sí, son adorables… Siempre y cuando estén lejos y sean pequeñitos.

A lo que iba: estos bichos están acostumbrados a que vayan cientos de personas al día y les den de comer, por lo que no tienen miedo de acercarse a la gente y se toman más confianzas de la cuenta, hasta el punto que algunos podrían ser denunciados por acoso sexual: esos mordiscos y restregones, ambos en el culo, no pueden ser sanos…

Y no hablemos de la ropa, mi pantalón estaba nuevo e intacto hasta que un despiadado ciervo decidió que tenía buena pinta y quiso catarlo, arrancando el bolsillo trasero de cuajo.

Lo gracioso fue ver a un señor durmiendo la siesta (por la mañana, todo sea dicho) debajo de un árbol con una gorra en la cara, ver que un ciervo se acercaba, le quitaba la gorra y se iba tan pancho a haciendo un desfile con el trofeo. Y el tío más pancho todavía durmiendo a pierna suelta.

Lo bueno de todo esto es que los puedes achuchar (siempre y cuando se dejen), acariciar  (siempre y cuando se dejen), sacar fotos (siempre y cuando los pilles por el perfil bueno) y dar de comer (siempre y cuando… siempre).

Conozcamos un poco más a estos bichos:

  • Su nombre científico es cervus nippon, comúnmente llamado ciervo sica.
  • Esta especie se extiende desde el sur de Siberia hasta Vietnam, incluyendo Taiwan, Japón y algunas islas chinas
  • Se caracteriza por su pequeño tamaño y por sus cuernos de tres o cuatro puntos por lo general, mientras que el ciervo común tiene bastantes más.
  • En Japón estuvo a punto de extinguirse a causa de la destrucción de su hábitat natural para la construcción de plantaciones y a su caza masiva.
  • En la actualidad, abunda en las zonas de Hokkaido y Nara, pero, por contra, se encuentra en peligro de extinción en el resto del continente asiático.

UN CHU~~♥

Nota del día: Hoy ha muerto Constantino Romero. Descanse en Paz

Una cerveza por una ayuda animal

Después de casi un mes, regreso por aquí. En verdad, los que lean esto más o menos seguido, me vais a matar, porque he venido para informar de una cosa y poco más, pero la razón lo merece!!!!

Recuerdo una vez que estaba sentada en un banco de una plaza con el que entonces era mi pareja y sus amigos y en el banco de al lado había una serie de personajes (algunos ya entrados en años como para ser tan hijo de su madre) con un perro y que, derrepente, le empezó el más joven a pegar puñetazos al perro.

Al primer puñetazo ya me estaba aguantando las ganas de hacerle lo mismo donde más le duele, al segundo ya les salté encima gritándoles de todo menos bonico (Olé yo y mi finura pa decir las cosas!!).

La cosa acabó cuando me llevaron a rastras para evitar que la cosa fuera a más y para protegerme y yo más impotente de lo que he estado nunca…

Para entonces yo tenía sólo 16 años y la verdad es que desconocía que el ser humano pudiera ser tan cruel con un animal, no me entraba en la cabeza. Luego empecé a investigar, surgieron los programas como Operación Pitbull y similares y poco a poco le di tolerancia cero al maltrato y abandono animal.

En otras palabras, soy defensora de los animales y si fuera por mi, iría recogiendo todo bicho viviente que me cruzara por la calle, pero ni tengo dinero ni tengo espacio ni tengo la capacidad para hacerlo, así que no hay nada mejor que te traigan el refugio de animales al lado de tu casa, no literalmente claro.

Resulta que la Asociación de Amigos de los Animales de Granada va a organizar un barril (con tapas incluidas) para recoger dinero y así poder ayudar mejor a estos sufridos animales. Aquí os dejo el cartel, su twitter y aquí el Facebook por si queréis más información o ayudarles.

555079_519227071462800_1492833703_n

 

Pero si no podéis asistir a este evento u os quedasteis con ganas de más, la semana del 8 al 12 de abril se va a organizar un mercadillo benéfico en el antiguo campo de fútbol de Granada. Os dejo también el cartelito para que tengáis más información:

mercadillo-beiro

Yo por lo pronto ya he convencido a más de un amigo para ir al barril y voy a ver si llevo pienso o algo que necesiten.

UN CHU~~♥ 

 

 

Pulga callejera


1342996768812

Yo no sé si fue un cúmulo de circunstancias o de qué, pero ese día hice varias cosas que nunca suelo hacer, la primera de ella ir con los cascos y la música bien alta por la calle y la segunda ir a mirar una tienda por mirarla. No soy de ir a una tienda por ir y no hacer nada, y mucho menos si no tengo dinero y no pretendo hacer nada con cualquier cosa que pueda comprar por allí.

Pero por lo que sea, hice todo eso ese día. Y por lo que sea, entre canción y canción, pude oír un maullido desesperado y ahí estaba él. Una ratilla de color naranja y gris pegado a una pared llorando y solo.

No lo dudé y lo cogí, aun a riesgo de saber que mi madre no quería más bichos en casa: -Con un gato gigante y un conejo gordo tenemos más que suficiente.

Cabía en una mano pero lo abracé con las dos para llevarlo a casa. Llamé al timbre y, nada más verlo, mi madre sintió el mismo instinto de protección. Búsqueda rápida de una toalla, una caja donde meterlo y del veterinario de guardia más cercano.

1342996762693

Ya en el veterinario, me dio por pensar que seguramente su madre lo estaría buscando. Lo miré, sucio, asustado, lleno de pulgas y temblando, no sé si de hambre, miedo, frío o de todo a la vez. Me sentí realmente cruel por pensar tranquilamente que su madre o se había perdido o había muerto.

1342996768043

Se quedó toda la noche metido en un transportín para evitar que le contagiase nada a los otros dos bichos y que se perdiera por la casa. Gracias al tratamiento y a las limpiezas, se veía como caían muertas las pulgas que en él habitaban y como su pelo pasaba de ser en parte gris a en parte blanco.

El resto de los días fueron una odisea de tapar huecos y rincones, de poner una barrera que permitiera a Yoru reconocerlo pero que el chico no se metiera en el territorio de éste y de vigilar que no se pelearan. Entre que fue muy bien y que Yoru es un buenazo de los que hacen historia y acepta a todo el mundo, a la semana esa cosita pasó a tener un hogar y a dejar de tener miedo.

1342996746761

Pasó entonces de ser un cachorro callejero invadido por las pulgas a ser una pulga saltando y correteando por la casa. Mi bebé pulga. Mi Nomi.

IMG_8530

UN CHU~~♥

Yoru también quiere

Hago una actualización rápida para enseñaros a Yoru con su regalito de JaponShop. Sí, es un caso, pero le quiero igualmente xDD

La próxima vez prometo comprar más cosas (o cosas más grandes) para que tenga una caja más grande xDD porque tiene un mosqueo grande con eso de no caber xD

UN CHU~~♥

Pánico y regalos

Gran contradicción, sí señor…

Todo empezó porque ayer por la noche vi una cucaracha andando por el salón de mi casa con el tiquitaca-tiquitaca que creo que las caracteriza… Yo creía que, como mucho, me darían asco ya que nunca había tenido la experiencia de encontrarme con una y a mi, por lo general, los bichos ni me dan miedo ni me asquean, aunque sí que me dan respeto los venenosos (las arañas y serpientes ya son palabras mayores), pero ayer descubrí que las cucarachas me dan aunténtico pánico.

Nunca, y cuando digo nunca, es nunca, me había quedado vigilando la zona por la que se perdio lo que sea con los 5 sentidos alertas desde un rincón seguro más de 5 minutos… y esta vez fueron casi dos horas. Me daba un miedo ponerun pie en el suelo que vamos…

Al final conseguí irme a mi cama corriendo y todo hubiera sido perfecto si no hubiera sido porque, de repente, aparecio cierta bola de pelo negra y me suelta a la maldita cucaracha en el suelo… “Bueno, no pasa nada, un regalo…” pensaran muchos… Sí, un regalo, VIVITO Y COLEANDO…

Me tenían que haber visto pegando saltos y aguntandome los gritos a las dos de la mañana con una chancla en la mano dando ostias a diestro y siniestro…

Cuando pasó todo, vi que Yoru me miraba raro, en plan ” ¿Pero qué le ha picado a esta loca?”  (Nunca rechaceis el regalo de un gato). Menos mal que mi gato es especial y cuando me vio llorando se puso a acariciarme y a pedirme perdón, porque si no hoy no me hablaba…

A %d blogueros les gusta esto: