Archivo de la categoría: Comida

Zanahoria coreana

Lo bueno y malo a partes iguales de tener familia política ucraniana es la comida. Y digo esto porque a mí, si me matan, será con la comida y no puedo estar sin probar lo que me pongan delante (otra cosa es que no me guste finalmente), por lo que soy feliz probando todos los platos que hace la señora. El problema viene cuando hacen sus festines como buenos eslavos, como dice mi padre, y cuando digo festines digo comida para 20 personas siendo sólo 7…

IMG_20130505_160035

Y aquí faltaba la carne y bastantes más cosas, por no hablar del postre.

En fin, que gracias a ellos probé por primera vez esa delicia avinagrada de los dioses que es el chucrut y la zanahoria coreana, que por lo visto  la empezaron a hacer los coreanos (o más bien descendientes) que emigraron a países ex-soviéticos y hoy día es muy popular en esta zona, eso sí, en Corea no os la van a poner.

El chucrut todavía no sé hacerlo, todo se andará, pero de momento dejo la receta de la zanahoria:

Ingredientes:

  • 150 gr de zanahoria.
  • Ajo al gusto (para esa cantidad yo recomiendo 2 medianos tirando a grandes).
  • Cebolla (mas o menos la misma cantidad que de ajo).
  • Sal
  • Azúcar
  • Vinagre de vino blanco
  • Salsa de soja
  • pimentón picante o dulce
  • Aceite

No pongo las medidas de los condimentos porque eso depende de si lo quieres más o menos fuerte, es cuestión de probar (y además yo siempre lo echo a ojo 😀 )

Modo de preparación:

  1. Rallar o hacer juliana las zanahorias (ahora en el mercadona venden un paquete de zanahoria en tiras de 150gr que es el que yo uso normalmente, bastante escabechina me hice ya la primera vez con la mandolina)
  2. Picar muy, muy fino el ajo y la cebolla y mezclarlo con la zanahoria.
  3. Añadir al gusto el resto de ingredientes salvo el aceite. Lo recomendable es echar tres cucharadas de vinagre y una o una y media de soja, unas dos cucharaditas de azúcar, una pizca de sal y una cucharadita o dos de pimentón. Pero ya digo que todo es probar.
  4. Poner a calentar el aceite en una sartén. Cuando éste empiece a humar, echarlo encima de la zanahoria (haciéndolo así, la zanahoria quedará más blanda)

Esto se puede comer o bien solo o bien añadiéndolo a ensaladas, o en arroz blanco 😛

UN CHU~~♥

Anuncios

Curry sin pastillas

IMG_20130605_155657

Estoy segura de que a más de uno le ha pasado lo mismo de querer probar el curry al estilo japonés y quedarse con las ganas porque no tiene las pastillas, cosa que es un poco muy molesto.

Después de investigar y probar, hemos conseguido en mi casa un curry, que sin saber igual, se acerca bastante.

Ingredientes (para 2 personas):

  • 2 cucharadas de zanahoria muy picada.
  • 2 cucharadas de cebolla o cebolleta muy picada.
  • 250 gr de pechuga de pollo en trozos.
  • Media pastilla de caldo (el que más os guste).
  • Curry en polvo.
  • Aceite y agua
  • OPCIONAL: Puré de patatas en polvo y leche.

Modo de preparación:

  1. Pochar la zanahoria y la cebolla hasta que estén tiernas.
  2. Echar el pollo en la misma sarteén junto con la cebolla y la zanahoria y dejar que se dore.
  3. Una vez dorado, cubrir con agua y echar curry al gusto (normalmente de  media a una cucharadita) y la media pastilla de caldo y cocinar a fuego medio-bajo unos 10-15 minutos.
  4. Si después de ese tiempo, ves que la salsa está muy líquida, echar una cucharadita rasa de puré de patatas en polvo (repetir si es necesario).
  5. Si quieres una salsa más suave y ligada, justo antes de apagar el fuego, echar un poco de leche al gusto.
  6. Servir con arroz.

Ya sé que no es lo mismo, pero oye, algo es algo, y además está muy rico 😛

UN CHU~~♥

Sopa de miso

Últimamente me sorprendo a mi misma, sobretodo en dos cosas:

1: Tengo la voz gangosa-nasalizada típica de un resfriado, cosa que nunca jamas había oído en mí. Creo que es un gen que heredé de mi padre, pero soy lo más coñazo del mundo cuando estoy enferma, más aún si es un resfriado que te impide respirar, te provoca estornudos constante y todo ello hace que te rasque la garganta… NO SÉ PONERME MALA (a no ser que sean anginas).

2: He hecho sopa de miso por primera vez y es la primera vez que le echo tofu. Y mira que en mi casa se come sopa de miso, pero nunca la hice yo, y mucho menos con tofu, es la única manera en la que el tofu no me hace tilín, pero en estos momentos mato por un tofu frito con soja…

IMG_8767

Dicho esto, os traigo la receta de la sopa de miso, que combinada con un trancazo de un par (diagnóstico oficial de un médico, eh? que yo no me invento nada :D), sienta de mil maravillas.

Ingredientes: Yo os pongo los ingredientes para un señor tazón para una sola persona.

  • Verduras. En mi casa la hacemos con zanahoria y si hay apio o puerro, le echamos la parte tierna cortada finita, y en la mía shiitake (¿os he dicho que las adoro alguna vez?)
  • Agua. Un poco más que el agua que cabe en el tazón, pero no mucho más.
  • 1 cucharadita colmada de Dashi. Si no tenéis la posibilidad de comprarlo, podéis sustituir esto y el agua por caldo (de carne, verduras o pescado).
  • Un POCO de alga wakame (si no se tiene pues no).
  • Tofu (opcional)
  • 2 cucharaditas colmadas de miso.

Deciros un par de cosillas sobre los ingredientes

  1. que hay dos tipos de miso: el blanco, que es de sabor más suave, y el rojo o marrón, que es de sabor más fuerte. A mí personalmente me gusta más el blanco, pero eso va por gustos y colores.
  2. El tofu hay de varias durezas. Todos tienen la textura parecida al queso fresco, pero uno es más consistente que otro. El blando para la sopa de miso es perfecto, y conforme más duro sea, mejor para hacer otras cosas, como es el caso del tofu frito.
    Este era el blando, y se ve fácilmente en que poniendo el dedo encima, sin apretar ni nada se comba. IMG_8753
  3. Cuando os digo un poco de alga wakame es un POCO. Esta alga viene tan sumamente deshidratada y doblada que puede hacerse como 10 veces más grande. Para que os hagáis una idea de lo que eché yo y acabe con más alga que otra cosa os pongo la foto.
    IMG_8751

Forma de hacer:

  1. Poner el agua a hervir, añadir el dashi y las verduras. Dejar hasta que las verduras estén blandas y cocidas (unos 10 minutos aproximadamente).
  2. Añadir el alga wakame y el tofu y hervir un minuto o dos más.
  3. Añadir el miso, remover y quitar del fuego.

Fácil eh? Para los que nunca han tomado esta sopa antes aviso que hay que removerla constantemente porque el miso tiende a bajarse.

IMG_8766

Si no sabéis dónde comprar los ingredientes: Si sois residentes en Granada aquí, y si sois españoles aquí

UN CHU~~♥

Nota mental: No cenes estando con un catarrazo de un par mientras ves Lo Imposible

Recetas: gyozas

Por si alguien no lo sabe: soy una loca de la cocina, y si es repostería ya apaga y vámonos.

La cosa es que yo un cocido no voy a cocinarlo, más que nada porque no me gusta xD, pero todo lo que sea “raro” lo hago, da igual el país del que venga o quién lo haya inventado. Digo raro por no decir lo típico de España,que  me atasqué en la tortilla de patatas y me frustré desde entonces: sí, no sé darle la vuelta a las tortillas…

Por eso, cuando haga algo y me salga bueno, os pondré la receta aquí, como es el caso de los gyozas que os presento ahora, que parece mentira lo lejanas que nos resultan y lo fácil que se pueden hacer aquí en España.

IMG_20130120_185754

Ingredientes: en verdad puedes rellenarlas con lo que quieras, pero a modo orientativo son éstos (saldrá como para 20 unidades):

  • Obleas de empanadillas tipo La Cocinera
  • 300 gr de carne de cerdo picada (si lo hacéis en termomix o similar os quedará como una pasta y a mí me gusta más esa textura para esto)
  • la mitad de un cuarto de col
  • Media cebolleta pequeña
  • Aceite de sésamo (más o menos una cucharada) (si no tienes, no es necesario)
  • Salsa de Soja (más o menos entre dos y tres cucharadas)
  • Una cucharadita de azúcar
  • media cucharadita de sal
  • una cucharadita de jengibre fresco (si no tenéis y tenéis jengibre encurtido, como el que ponen con el sushi, la misma cantidad muy picadito; y si no, jengibre en polvo; y si no, no le echáis)
  • Aceite de oliva
  • Agua

Yo siempre le añado setas shiitake o surtido de setas que venden en Mercadona en un bote, todo muy picadito.
Otra cosa, si tenéis pensado comprar la salsa de soja en el Mercadona, ya os digo yo que os quedará dulce. No sé qué clase de salsa de soja es esa, pero en mi vida he probado nada tan empalagoso cuando tendría que ser salado. Si podéis evitarla, mejor que mejor, pero si sólo podéis acceder a ella basta con suprimir el azúcar y reducir la cantidad de salsa y ya está

Modo de hacer:

  1. Cortar la col en tiras y cocer durante 10 minutos o hasta que esté blanda. Escurrir y dejar enfriar.
  2. Picar la cebolleta muy fino (al igual que otros ingredientes que quieras añadirles aparte, como setas, ajo, zanahoria…)
  3. Una vez enfriada la col, picarla muy fino también.
  4. Mezclar bien todos los ingredientes, salvo el aceite de oliva y el agua.
  5. Con una cucharilla coger bolas de masa y ponerlas en el centro de la oblea, humedecer los bordes de ésta y doblar, podéis hacerlo apretando como si fuera una empanadilla española o con los dobleces típicos que podéis ver en este vídeo.
  6. En una sartén, echar un poco de aceite y, una vez caliente a fuego medio-alto poner las gyozas hasta que éstas estén doradas por la base.
  7. Una vez estén doradas, echar agua, más o menos hasta que cubra la mitad de las gyozas, bajar el fuego a medio-bajo, y tapar. Si ves que no están del todo hechas (se arrugarán un poquito y cogerán un muy ligero tono más marrón), añade como un dedo de agua más y vuelve a tapar. (Tened cuidado al echar el agua en la sartén la primera vez porque chisporroteará cosa mala).
  8. Una vez hechas, para sacarlas de la sartén, lo mejor es que uséis algo tipo rasqueta y luego las pinzas porque se habrán podido quedar ligeramente pegadas y si las sacáis directamente con unas pinzas tendréis gyozas por partes…

Y ya sólo queda comer!!!!

Si os gusta la salsa, tenéis que mezclar 2/3 de salsa de soja con 1/3 de vinagre de arroz o kirin.

Si en donde vivís no sabéis dónde comprar alguno de estos ingredientes podéis comprarlo online en Japonshop, la tienda es 100% recomendable y fiable, hasta el punto que una vez puse en twitter que no me llegaba un paquete y se molestaron en buscar en mis datos y llamarme para darme la explicación. Lamentablemente esta tienda sólo sale rentable en España, así que si no vives en este país no os puedo recomendar nada, lo siento.

Para los granainos tenemos la suerte de que hay una tienda asiática que venden muchos de estos productos en la C/ Martinez de la Rosa, al lado de Plaza Einstein, pinchad aquí para saber la ubicación exacta.

Probarla y me decís qué tal 😉

UN CHU~~♥

kit kats a la japonesa

Kit Kat… ese maravilloso snack que me hace la boca agua sólo de pensar en él… Ains, mamita…

Todavía recuerdo el día, más que nada porque fue hace poco, muy poco, que mi madre y yo pillamos una oferta de 10 kit kats por 3 euros. BENDITO SEA NESTLE Y LAS 48 HORAS DEL CORTE INGLÉS!!! Resultado: 3 o 4 paquetes de 10 kit kats (y porque no había más) en mi linda cocina. Para muestra, un foto-móvil botón , aunque aquí ya me había comido unos cuantos xD :

Bueno, pues resulta que en Japón, vi kit kats de todos los gustos y colores, pero no pude llevarme ninguno a la boca por dos razones: en verano, allí en Japón, por lo que me contó la guía que nos llevó, la venta de chocolate la reducen drásticamente, cosa comprensible teniendo en cuenta el calorazo que hace que te abofetea a cada segundo, por lo que productos como ese quedan recluidos a aeropuertos y tiendas más o menos caras, con la consiguiente subida de los precios que me dolía verlos, cosa que amortiguaba con los helados de té verde, pero esa es otra pasión xD

Vamos, que entre unas cosas y otras, mi gozo en un pozo, pero yo no soy fácil de vencer, así que la idea de probar todos los kit kats que pudiera en Japón la estoy guardando en el cajón esperando a hacer la maleta. Y, como vuelvo a decir, yo no soy nada fácil de vencer (y el mono me puede), en el pedido que hice a JaponShop me compré varios.

El primero que me comí fue el de calabaza. Estaba muy rico, pero el sabor me recuerda a unas barritas que vendían hace años en mercadona de cereales de chocolate con una base que, supuestamente, era de leche. Creo que esos días no me pillo muy fino el sentido del gusto, porque el de flan, que fue el segundo que comí, me supo igual, con un ligero regusto a caramelo amargo, al que olía que daba gusto, hacia el final.

         

El tercero, de matcha, la verdad es que tenía un sabor que, sin ser de matcha, se asemejaba, pero me resultaba raro, supongo que por lo artificial que era el color, el olor y el sabor. No sé, pero siendo yo una adicta al té verde me resultó raro que no me gustara. Eso sí, el color me gustó mucho.

De momento creo que me quedo con el de chocolate con leche de toda la vida, pero no niego que seguiré comiendo si me surge la oportunidad, tonta que es una xD. Al que sí que le han gustado mucho, especialmente el de flan, ha sido a Yoru, es mi caso personal este gato xD

UN CHU~~♥

PD: Esta va a ser la primera entrada que publico de forma programa. Voy a aprovechar los días que tenga tiempo, ganas y cosas que contar para escribir un montón de entradas (que serán publicadas o no, ya veré) y que después programaré, vaya que me pase como los meses pasados y deje el blog abandonado. No se si saldrá bien, pero al menos lo intento 😛

A %d blogueros les gusta esto: